Prevención del absentismo escolar


El presidente de FAPA Alhambra durante la firma del convenio

Fapa Alhambra trabaja con familias y alumnado la prevención del absentismo escolar mediante un convenio firmado con la Consejería de Educación a través de la Delegación de Educación de Granada.

Documentación relacionada:

Consideramos el absentismo como “La ausencia injustificada sistemática y reiterada del alumnado en edad de escolarización obligatoria así como el abandono prematuro de la escuela”.

Como ya es bien conocido el absentismo escolar impide que el el/la alumno/a absentista pueda adquirir formación y preparación para el desarrollo personal y profesional futuro.

Creemos que la asistencia regular del alumnado a los centros es prioritaria. Se hace muy necesario detectar las malas prácticas que pueden desembocar en una conducta absentista, a fin de trabajar en su prevención.

Las causas que originan el absentismo son múltiples y variadas. Estas se mueven en una oscilación que va desde diversas condiciones desfavorables de carácter familiar, económico y sociocultural hasta una inadaptación al Centro educativo motivado por la falta de recursos en el aprendizaje.

El absentismo debe ser tratado, en un primer nivel donde se produce, la pluralidad causal aconseja la intervención y la coordinación de los diversos agentes y una ordenación de los recursos.

La prevención del absentismo se ha de centrar en aquellas aulas de centros educativos donde se han detectado o percibido determinadas prácticas inadecuadas, tales como:

  • Excesiva permisividad por parte de las familias a la hora de justificar las faltas. Justificación que hacen siempre de forma verbal nunca por escrito.
  • Impermeabilidad en algunos centros educativo para dar a conocer la situación real de los alumnos absentistas. Al no cumplir con la norma que establece el número de faltas por las que un alumno/a debe ser considerado como tal, el centro no considera que existan alumnos en esta situación, pero el entorno provoca el riesgo.
  • El tipo de población en la que existe una mayor incidencia del absentismo escolar pertenece a minorías étnicas y culturales con una situación social, laboral y económica muy desfavorable.

El absentismo escolar es uno de los fenómenos más preocupantes dentro del ámbito educativo, y aunque se van realizando grandes logros, todavía queda mucho camino y muchos objetivos por conseguir.

En esta lucha contra el absentismo consideramos imprescindible la prevención, entendiendo ésta como una fase que ha de ser trabajada paralelamente con las familias y alumnado. Los contenidos trabajados deben ir dirigidos hacia el mismo objetivo, si bien adaptados a la implicación que debe tener cada uno de los sectores mencionados. Es necesario que el alumnado perciba los mismos mensajes desde el exterior como desde el seno de su familia. Por ello es conveniente incentivar la implicación de los padres y madres en la formación escolar de sus hijos e hijas.

Con nuestra intervención queremos conseguir eliminar las conductas inadecuadas o malas prácticas que desemboquen en conductas absentistas. Sensibilizar a familias y alumnado para que comprendan la importancia de la asistencia a la escuela y apoye las acciones que se realicen en este sentido.

Al finalizar este aprendizaje se pretende que tanto familias como alumnado sean capaces, entre otras cosas, de conocer los factores que favorecen el estudio y rentabilizar el esfuerzo para mejorar el rendimiento escolar.

Durante las sesiones del curso los niños y niñas, así como sus familias, realizan una serie de actividades educativas adquiriendo conocimientos básicos necesarios para llevarlos a la práctica.

Por otra parte a través de este programa de prevención del absentismo escolar, queremos impulsar la participación activa de las familias en la vida escolar, explicándoles que supone la participación y como deben hacerlo.

Esta entrada fue publicada en Formación. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.