CEAPA pide más recursos para la escuela pública

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), tras conocer el Informe PISA 2006, presentado hoy, pide más recursos para la escuela pública, para desarrollar medidas concretas que contribuyan a reforzar la calidad y equidad del sistema educativo. CEAPA califica los resultados de este informe como acordes al nivel socioeconómico y cultural de nuestro país y que nos sitúan en el promedio de los países de la OCDE.

A la hora de interpretar este informe, esta confederación considera imprescindible analizar la evolución de nuestro sistema educativo, para reconocer así las mejoras que se han producido en las dos últimas décadas, y avanzar sobre la base de lo que hoy funciona. Como ha reconocido Andreas Schleicher, responsable de PISA, “España es un país que ha mejorado su educación muy rápidamente”.

CEAPA cree también que, en el diagnóstico de estos resultados hay que tener en cuenta el retraso económico y cultural que ha sufrido tradicionalmente nuestro país, y, en mayor medida, las Comunidades Autónomas del sur de España.

Otro elemento importante a la hora de acercarse a este informe es la incorporación continua de inmigrantes al sistema educativo, lo que provoca una distorsión en los resultados del informe PISA. Aunque en otros países de la Unión Europea el número de alumnado de origen inmigrante es similar, allí esta escolarización se ha producido de manera gradual en décadas, mientras que a nuestro sistema educativo se ha incorporado un número muy elevado de alumnos en pocos años. Según cifras publicadas por el Ministerio de Educación mientras en el curso 2001-2002 el sistema educativo escolarizaba a 207.112 alumnado extranjero (el 3,2% del total de alumnado), en el curso 2006-2007 matriculó a 608.040 (el 8,4%), ocho de cada diez en la escuela pública. CEAPA, no obstante, quiere destacar los valores positivos de la llegada de alumnos de otros países.

CEAPA considera que existe un sesgo social importante, pues este informe constata que “el rendimiento educativo de los alumnos está relacionado de manera muy directa e intensa con el estatus social, económico y cultural de las familias”.

CEAPA pide a los partidos políticos, organizaciones sociales y educativas y medios de comunicación que analicen con rigor este informe y no caigan en interpretaciones partidistas que simplifican la realidad e impiden sacar conclusiones que puedan contribuir a la mejora del sistema educativo.

Inversión en la escuela pública

Una vez promulgada la LOE y distintos decretos que desarrollan esta ley, CEAPA pide un incremento de la inversión en la escuela pública, pues esta red es la única que atiende a la responsabilidad social de escolarización de todo tipo de alumnado, y considera que las administraciones públicas deben centrar sus esfuerzos en medidas concretas para la mejora del sistema educativo:

  • Mejorar la formación psicopedagógica inicial y permanente del profesorado, clave para la mejora de la calidad y equidad del sistema educativo.
  • Reforzar las tutorías, para que la colaboración entre familia y escuela sea una realidad. Según distintos estudios una comunicación fluida entre las familias y el centro educativo contribuye a un mejor rendimiento académico y a una mejora de la convivencia escolar.
  • Incorporación de profesores de apoyo en las asignaturas instrumentales.
  • Reducir las ratios de alumnado por aula. En algunas zonas esto requeriría incluso la construcción de nuevos centros educativos públicos, para atender a las necesidades de escolarización.
  • Extender a todos los centros los programas de refuerzo, orientación y apoyo, que están teniendo un éxito importante allí donde ya se están impartiendo.
  • Aumentar el número de orientadores en los centros, que servirán para detectar problemas de manera prematura.
  • Relanzar el Plan de Fomento de la Lectura, que inició el Gobierno en 2004, con la intervención de todos los agentes sociales, en especial de las asociaciones de padres y madres de alumnos (APAS). Para implicar a las familias en colaboración con las escuelas es necesario el impulso de programas en los que participen las APAS.
  • Atención a la diversidad de alumnos, con una educación más individualizada; para ello hay que cambiar la metodología con determinados alumnos. Como demuestra este informe trabajar para compensar las desigualdades y a favor de la igualdad de oportunidades incide en unos mejores resultados escolares al cabo de unos años, lo que requiere un esfuerzo constante y sostenido en el tiempo por parte de las Administraciones.
  • La extensión de la educación de 0 a 3 años en la red pública.
  • Mayor colaboración y coordinación entre las Administraciones educativas.

Para algunas de estas propuestas CEAPA considera imprescindible un incremento de la inversión pública en educación.

Colaboración institucional

Esta confederación pide a las consejerías de Educación de las Comunidades Autónomas que desarrollen una colaboración mucho más estrecha con el Ministerio de Educación, independientemente de su color político.

CEAPA señala, en particular, la obstrucción irresponsable que ejerce la Comunidad Valenciana y la Comunidad de Madrid que, en su afán por arremeter contra el gobierno del Estado, utilizan la educación como escenario de confrontación política. Por poner sólo dos ejemplos de algunas de sus actuaciones, la primera no ha desarrollado durante este curso los Programas de Refuerzo, Orientación y Apoyo educativo (PROA) que impulsa el Ministerio de Educación, y la segunda pone resistencias a la aplicación de la LOE, de manera intencionada y rayando la ilegalidad, con una política de escolarización que impide que alumnos inmigrantes, que se incorporan fuera de plazo, se matriculen en centros privados-concertados.

Lo mínimo que los padres y madres de alumnos y el conjunto de la ciudadanía puede exigir de sus instituciones es que actúen con responsabilidad y lealtad, para afrontar los retos que nuestro sistema educativo tiene planteados, y que no utilicen las instituciones para ejercer su lucha partidista, función que corresponde a los partidos políticos.