AMPA Arabuleila del CEIP Julio Rodríguez (Armilla)

Una comunidad educativa integrada y participativa. Con estas palabras se podría resumir el resultado del trabajo puesto en marcha en el CEIP Julio Rodríguez (Armilla, Granada), donde la AMPA Arabuleila juega un importante papel dinamizador.

‘La Pared Interactiva’ es un ejemplo claro de este espíritu integrador. Se trata de una actividad que sitúa en el centro un punto de encuentro y comunicación, elaborado cuidadosa y detalladamente por todo el alumnado, los maestros, la asociación y las familias. “Es una pared que refleja arte, valores,  sentimientos y anhelos personales en torno a días importantes como el de la paz o el de los derechos del niño”, señala Cristina, vicepresidenta de la AMPA.

Pero donde quizá se vea mejor la participación de la familia es en la puesta en escena ante sus propios hijos de obras de teatro, como “Una escuela en el fondo del mar”, que ilustra esta página. Una experiencia gratificante tanto para los padres, encargados de todo el proceso, como para los niños. “Los pequeños lo viven muy emocionados, sobre todo cuando ven al finalizar la función que su madre o su padre movía una de las marionetas. Luego lo cuentan como toda una experiencia”, apunta Cristina.

Equinoterapia

Entre los proyectos más llamativos e importantes puestos en marcha en el centro destaca la equinoterapia, dirigida a las aulas de autismo y educación especial tanto del CEIP Julio Rodríguez como del San Miguel, de la misma localidad.

La iniciativa, elaborada por una profesora del centro junto con la asociación, quiere favorecer el buen desarrollo de estos niños en aspectos tan importantes como la mejora de la comunicación verbal y no verbal, la mejora de la autoestima o mejora del equilibrio y la motricidad, entre otras habilidades.